miércoles, 14 de febrero de 2018

Cómo ir del aeropuerto Gatwick al centro de Londres

A propósito del comienzo de las operaciones de Norwegian en nuestro país, aprovecho ante varias consultas que me hicieron, para contarles cómo llegar desde el aeropuerto de Gatwick al centro de Londres. 
Gatwick es el segundo en importancia de los 5 aeropuertos que tiene Londres (después de Heathrow) y queda a más de 40km al sur de la ciudad. Es un aeropuerto muy grande y, por supuesto, muy bien conectado. Opera con muchas aerolíneas low-cost y es donde llegan la mayoría de los vuelos del sur de Europa (España, Portugal, Italia, etc).
El aeropuerto cuenta con dos terminales conectadas por un "shuttle" (tren interno) gratuito. En la zona de arribos vamos a encontrar carteles que nos indicarán donde se toma cada uno de los transportes. 


Llegando a Gatwick 😍


En tren:

  • Es la forma más rápida de llegar a Londres. Salen trenes cada 15 minutos y en media hora nos dejan en la estación Victoria. Los pasajes cuestan 19 libras pero si lo compramos online anticipadamente nos hacen un 10% de descuento.
  • Brinda servicios hacia las estaciones London Victoria, London Bridge, Clapham Junction y otras ciudades al sudeste de Inglaterra. Los precios varían a partir de 9 libras (con la tarjeta Oyster son más baratos) dependiendo del horario y el tiempo estimado, y puede tardar entre 35 minutos y una hora aproximadamente dependiendo a la estación y el servicio que uno tome.
  • Conecta Gatwick con la ciudad costera del sur, Brighton, y con el centro de Londres en las estaciones London Bridge, St. Pancras International y Farringdon, siguiendo hacia el norte hasta Bedford (de hecho el tren que nos vamos a tomar va a decir que va a Bedford, que es su destino final). Thameslink también brinda un servicio de tren directo al aeropuerto de Luton. La frecuencia depende del día y del horario, los precios rondan las 10 libras (también es más barato con la Oyster) y el trayecto es de aproximadamente una hora.

La estación Saint Pancras, donde podemos llegar con el Thameslink


Si uno desea tomarse un tren, la mejor elección me parece que dependerá del lugar donde nos hospedemos: es preferible tomarse un sólo tren que tarde un poco más pero que nos deje mejor que tener que hacer combinación con un subte. Lo que sí les recomiendo es adquirir una tarjeta Oyster en la misma estación de Gatwick si es que no tienen una ya de algún viaje anterior o prestada, esta tarjeta luego la usarán para el resto del transporte urbano. En este post les explico un poco más sobre el transporte en Londres.
Para consultar cualquiera de los trenes del Reino Unido pueden hacerlo a través de https://www.thetrainline.com/.
En el caso de que tengan pensado tomar más de un tren dentro del Reino Unido, y si son jóvenes menores a 25 años, o si viajan de a 2, o si viajan en grupo, les recomiendo por 30 libras comprar una "railcard": es una tarjeta de descuento que si hacen más de 2 viajes ya se amortiza. Pueden ver las opciones acá: https://www.railcard.co.uk/


En bus:
  • Es la empresa de autobuses que presta servicios en todo Reino Unido. Salen buses desde ambas terminales del aeropuerto hacia la estación Victoria. La frecuencia es de 30 minutos y el viaje tarda entre una y tres horas, dependiendo del servicio. Los precios son a partir de las 8 libras.
  • Es el servicio de autobus de la low-cost Easyjet. Hay servicios cada 15 minutos que van directo a Earls Court/West Brompton y London Victoria, con precios a partir de las 2 libras.

En taxi:
Un taxi puede costarnos más de 100 libras... ¡caro! Pero si somos 4 personas entonces el precio no es tan exorbitante. Pueden ver más precisamente cuánto les costaría en este link.

Para más información sobre toda la operación del aeropuerto les recomiendo visitar:

Les dejo el video que grabé del aterrizaje en Gatwick de mi vuelo proveniente de España:
(si se fijan, ¡se ve un avión de Norwegian esperando para despegar!)


Otros posts sobre Londres:
Dónde comer barato: http://lutrips.blogspot.com.ar/2017/03/londres-de-bajo-presupuesto-comida.html
Transporte y atracciones: http://lutrips.blogspot.com.ar/2017/01/londres-de-bajo-presupuesto-transporte.html
Alojamiento barato: http://lutrips.blogspot.com.ar/2017/03/londres-de-bajo-presupuesto-alojamiento.html
Para ir de compras: http://lutrips.blogspot.com.ar/2017/02/donde-ir-de-compras-en-europa.html

Otros posts sobre viajar en low cost:
Ryanair: http://lutrips.blogspot.com.ar/2018/01/como-es-viajar-en-ryanair-mi.html
Level: http://lutrips.blogspot.com.ar/2017/03/level-la-primera-low-cost-europa.html

Cheers!

martes, 13 de febrero de 2018

Reseña de hotel en Escocia: Ibis Edinburgh Centre South Bridge

En mi opinión, la cadena Ibis cumple con la regla de las 3 B: bueno, bonito y barato. Claro que esto depende de las exigencias que tenga cada uno, pero yo diría que, como cadena de hoteles, cumple con lo básico y, en algunas ocasiones, hasta nos brinda valor agregado. Este seguramente es el caso del Ibis South Bridge en la parte antigua de Edimburgo. Es mi sensación que los hoteles, en especial aquellos que forman parte de una cadena, están tratando de darle algún valor agregado a sus servicios ante la competencia de AirBnb. 
Para nuestra satisfacción, este hotel nos sorprendió con muchos gratos detalles que a continuación paso a mostrarles.
Ubicación: Edimburgo se divide en una parte antigua y en una parte nueva. La parte antigua, donde está situado este hotel Ibis, es una zona elevada de la ciudad. Hay que tener en cuenta esto ya que hay calles muy empinadas. Por suerte, la calle "South Bridge" tiene una elevación bastante gradual, por lo tanto, no es difícil acceder al lugar. Además, es una calle con mucho tránsito, pasan buses y está lleno de locales comerciales: incluso hay un mercado Sainsbury's abajo. En conclusión, la ciudad es pequeña y el hotel está tan bien ubicado que no precisamos usar transporte: nos manejamos caminando a todos lados.
Recepción: Aunque había bastante gente en la llegada, estaba todo súper bien organizado y nos atendieron muy rápido e hicimos el check-in enseguida. Incluso nos acompañaron hasta nuestra habitación. Ahí, tal vez, sea la única mala del hotel: había que tomarse dos ascensores porque nuestra habitación estaba en otro edificio anexado. Es decir, hacíamos un piso en ascensor, atravesábamos el comedor, luego subíamos un piso más en otro ascensor y recién ahí llegábamos a nuestra habitación. Nada grave pero sí tal vez un poco incómodo. Detalle: en la recepción, además de mapas y algunas guías de la ciudad, había chocolate caliente, agua saborizada, ponchos para la lluvia e incluso una balanza para pesar las maletas.





Habitaciones: Tal lo descripto en booking.com y en las fotos, sin sorpresas. Las habitaciones de los Ibis suelen ser entre pequeñas y justas pero cómodas y con esos baños "encapsulados" que se ven un tanto extraños pero resultan limpios y sin inconvenientes. Además, la habitación cuenta con una pava eléctrica y hay para hacerse té y café. Nuestra habitación tenía, además, una vista muy bonita de la ciudad (bueno, cualquier vista de Edimburgo es bonita...) Detalle: como política ecológica de la cadena, uno tiene la opción de pedir que no le limpien la habitación y, a cambio, te dejan un voucher por 5 libras para gastar en el bar del hotel. Ese voucher, por ejemplo, fue mi cena uno de los días que estuvimos... no estuvo nada mal el cambio!





La vista desde la ventana de la habitación

 El voucher por 5 libras para gastar en el bar del hotel

El voucher se convirtió en mi cena 

Desayuno: muy completo, incluso con cosas típicas inglesas y escocesas. Panes, frutas, huevos, fiambres, quesos, cereales, café, té, jugo, yogur. Creo que no le faltaba nada y siempre estaban reponiendo la comida, a pesar de que había bastante gente, siempre había cosas para servirse.

El comedor donde se sirve el desayuno

Atención: Muy buena. Hice bastantes pedidos: que me llamaran para despertarme, pedimos un taxi para ir al aeropuerto y que vinieran a ver el televisor porque no funcionaba. Siempre fueron muy amables y cumplieron con lo solicitado en tiempo y forma. 
En conclusión, este hotel de la cadena Accor es una muy buena opción en Edimburgo. Sin dudas la relación calidad y precio es de lo mejor.
Acá les dejo el enlace a la página del hotel

Cheers!

martes, 6 de febrero de 2018

Reseña: Vuelo KLM BsAs (EZE) Amsterdam Schiphol (AMS)


A la hora de buscar un vuelo, además  del destino también me fijo en la aerolínea. Por eso, cuando salió una oferta de KLM y Air France, no dudé en aprovecharla. Aunque yo ya conocía Amsterdam, no me pareció mala idea pasar por la ciudad de los canales, Van Gogh y la zona roja(!). Más aún cuando mi idea era visitar varias ciudades en la época pre-navideña*.


El servicio en general estuvo a la altura de mis expectativas. A pesar de que ese día llovía bastante en Buenos Aires, el vuelo salió a horario.
No se rían de mi desgracia pero, debido a las turbulencias ocasionadas por la tormenta que había sobre BsAs y parte de Brasil (nada grave), cuando me puse a tocar la pantallita para ver qué había en la oferta de entretenimiento, apreté sin querer el "modo niños", lo cual hizo que la pantalla se bloqueara y sólo pudiera ver el entretenimiento para niños...
Se lo comenté a la azafata y ella hizo que resetearan la pantalla... proceso que debieron hacer 3 veces ya que no lograban desbloquearla. En fin, fue anecdótico, gracioso pero, lo más importante y que quiero destacar es la buena predisposición de la tripulación para solucionar el tema. Se imaginarán mi vergüenza a la tercera vez que vinieron a preguntarme si ya estaba desbloqueado y yo seguía mirando "Buscando a Dory"... 









La comida: primero sirvieron un refresco con unas nueces. Me pareció súper simpático el vaso decorado con símbolos típicos holandeses (un molino, un sueco, etc).
La cena estuvo muy bien, bastante rica para ser "comida de avión".
Luego, como en todo vuelo a Europa, sirvieron el desayuno antes de aterrizar en Amsterdam. 

Todo el servicio estuvo acorde a las expectativas y sin dudas repetiría la experiencia de volar con KLM.


Anochecer en el vuelo a Amsterdam





Arribo a Schiphol






Vuelo KL0702

*En muchos lugares de Europa a fines de noviembre ya comienza el despliegue de luces y decoraciones navideñas. Toda esa experiencia la expondré en un post aparte ya que lo merece.


Cheers!

martes, 30 de enero de 2018

6 razones por las que tenés que hacer el web check-in de tu vuelo

El mundo de los viajeros se divide entre los que hacen el web check-in y los que no...
Yo, por supuesto, pertenezco al primer grupo. Y por eso les resumo aquí 6 razones por las que es importante hacerlo. A saber:
  1. Para saber de qué terminal sale tu vuelo y elegir los asientos:
    Esto no es un problema en el caso de los vuelos dentro de Argentina o, incluso, Ezeiza, pero manejarse en aeropuertos gigantes como Heathrow en Londres, con 5 terminales y JFK en Nueva York, con 8 terminales, sí puede ser más complicado y llevar mucho tiempo. Por lo tanto, saber de qué terminal salís es importante. Dependiendo la compañía aérea, a veces podemos elegir el asiento apenas emitimos el boleto y en otros casos no, hay que esperar al momento del check-in. Los que somos #TeamVentanilla a esto le damos mucha importancia pero, si viajás en grupo, también está bueno elegir en dónde sentarse. Algunas compañías, además, te dan la posibilidad de pedir un upgrade (a cambio de puntos o cupones) o realizan subastas para sus cabinas de turista premium.

  2. Porque si hay sobreventa del vuelo, vos tenés menos chances de quedar en lista de espera: 
    La sobreventa es una práctica habitual en la industria aerocomercial: las empresas deben garantizarse la máxima ocupación de los vuelos entonces apuestan al "no show" (es decir, que algunos pasajeros no se presenten). Al hacer el web check-in, nosotros estamos confirmándole a la empresa que SÍ nos vamos a presentar. Si, ante un vuelo sobrevendido, vos encima llegás con el tiempo justo al escritorio sin haber hecho el web check-in es probable que te pongan en lista de espera... y ahí que Dios te ayude, vaya uno a saber cuándo puedan reubicarte. Por lo tanto, si vas a volar en días pico o comienzo de temporada, asegurate tu lugar haciendo el check-in online.

  3. Para enterarte si tu vuelo sufre algún cambio y/o confirmar horario y fecha:
    A veces, por cuestiones operativas, los vuelos pueden adelantarse o retrasarse un par de horas, o incluso cancelarse por cuestiones de fuerza mayor. Si vos no hiciste el web check-in es probable que ni te enteres y termines llegando tarde (y por lo tanto perdiendo el vuelo) o demasiado temprano... Incluso podés hasta enterarte que sacaste mal el pasaje y confundiste la fecha! (Le pasó a una amiga que no voy a nombrar para no exponerla...) También recomiendo bajarse la aplicación "tripcase" que te avisa el estado de tu vuelo incluso antes de lo que vos ves en la pantalla del aeropuerto, hasta te dice desde qué puerta de embarque sale. En esta aplicación, además, podés tener toda la información de tu viaje: hoteles, trenes, etc.

  4. Para tener más tiempo para llegar al aeropuerto:
    Tener el web check-in te permite llegar al aeropuerto hasta media hora después que si no lo tenés. Esto puede llegar a salvarte de perder el avión en el caso de que tengas algún imprevisto o te encuentres atascado en el tráfico. De hecho, si no tenés que despachar equipaje, con la tarjeta de embarque impresa o en el celular podés presentarte directamente por la puerta de embarque, sin necesidad de ir al mostrador de la aerolínea (en el caso de vuelos domésticos).

  5. Porque TENES QUE hacerlo
    Esto aplica para algunos vuelos por ejemplo dentro de Europa y más específicamente para las low cost. Por un lado, muchas veces al comprar vuelos dentro de Europa, no nos piden todos los datos (por ejemplo el número de pasaporte). Sin embargo, esta es información que se necesita para viajar, por lo tanto el momento de completarla es en el momento del web check-in. Otros datos, como información de contacto (para avisarte de algún cambio, por ejemplo) se solicitan al momento del web check-in y no en el momento de la compra del pasaje. Excepto en las low cost, en el resto de las aerolíneas no es necesario tener impresa la tarjeta de embarque. Para las low cost, como por ejemplo Ryan Air, sí es necesario imprimirlo. De todos modos, siempre es mejor tenerlo hecho, aunque no consigas cómo imprimirlo, hacelo. Muchos aeropuertos tienen lugares donde imprimirlos.

  6. Para saber sobre tu franquicia de equipaje:
    Decirle "no sabía que era una valija de 15 kilos nada más" a la persona de la aerolínea no te va a eximir de tener que reacomodar tu equipaje o pagar una multa por exceso. En vuelos internacionales, puede llegar a costarte 100 dólares (o más) el chiste. Si sabés que llevás equipaje de más, mejor pagalo al momento del web check-in y en vez de 100* vas a pagar 70*, además de ahorrarte el mal rato.
    *son valores aproximados, esto depende de cada aerolínea.

En líneas generales, les diría que hacer el web check-in (para mí) es OBLIGATORIO. Cuán importante es depende a veces del tipo de vuelo (nacional, regional o internacional) y de la aerolínea (por ejemplo en el caso de Aerolíneas Argentinas, no tiene web check-in para los vuelos a Europa). Lo que sí les recomiendo siempre es que LEAN TODO CON ATENCIÓN, desde la información de los pasajeros, el equipaje, los objetos permitidos, todo. Presten atención, no da enterarte que necesitás algún papel o algo cuando ya estás en el aeropuerto, cuando ya es demasiado tarde.
Cheers!

martes, 16 de enero de 2018

¡TELÉFONO CELULAR GRATIS PARA USAR EN EUROPA!

Parezco Crónica TV con el titular, pero les juro que es así.
En mi último viaje por Europa me encontré con esta gran y agradable sorpresa en dos de los hoteles que me hospedé: Best Western Plus Universo en Roma y Citadines Trafalgar en Londres (ambos disponibles en Booking.com y de los cuales haré los posts correspondientes con fotos y comentarios).
Me arriesgo a decir que con la competencia que representa Airbnb, la industria hotelera está dispuesta a ponerse las pilas y darle valor agregado a la oferta, esta vez de la mano de la tecnología.
Todos cuando viajamos nos encontramos con el temita del roaming, con eso de andar buscando un wifi donde conectarte como ratas buscando comida. Aunque podemos comprar chips para nuestros celulares eso cuesta un dinerito, además de que no todos tenemos el teléfono liberado. ESTOS CELULARES SON GRATIS.
Sí, entré a mi habitación y me encontré con un celular Samsung (no sabría decir qué modelo pero estaba bien) a mi disposición. En mi sorpresa, me puse a leer todas las instrucciones esperando encontrar el precio que me iban a querer cobrar por usarlo... pero no, era cierto, ¡era gratis! Podía hacer inclusive llamadas internacionales, utilizar el 4G, todo GRATIS (sabiendo que en caso de robo o extravío debía pagar 200 euros). Aún así, me pareció genial.
¿Suena todo muy bueno para ser real, no? Bueno, sí, claro que hay un "enganche". ¿Cuál es? El venderte entradas para las atracciones a través de una applicación instalada en el celular. Así, cada vez que andás por algún lugar de interés, el teléfono te enviará una notificación ofreciéndote la entrada. También hay recomendaciones de restaurantes, inclusive podías pedir un taxi. Todo esto, claro, si vos querés. No estás obligado a comprar nada, podés seguir usando el teléfono sin restricciones.
Otro de los servicios era usar el 4G de ese celular en tu celular personal, pero para eso debías pagar. No era un monto elevado pero yo no investigué mucho más al respecto.
El teléfono Samsung me lo dieron en Roma, en Londres me dieron otro de una marca que no conocía. Ambos tenían Android pero tenían también instalado un sistema del hotel que era el que te brindaba toda la información y te mandaba los avisos para las atracciones.
Ahora, ¿qué uso le di yo? A decir verdad, lo usé poco. Pero porque no soy de hablar mucho por teléfono. Por ahí otra persona podría usarlo más para las llamadas, por ejemplo. Yo, mayormente lo usé para guglear cosas cuando andaba por la calle o utilizar google maps, ver medios de transporte y eso. No quise poner información personal, pero más que por desconfianza fue porque no necesité hacerlo. El sistema decía que al hacer el check out del hotel, el teléfono borraba la información (vaya uno a saber si era así o no).
En fin, conclusión, me pareció genial esto de tener un teléfono disponible. No sólo por las llamadas e internet, sino porque puede servir como back up para sacar fotos o por si te quedás sin batería en tu celular y no quedarte "a la deriva".
Les dejo las fotitos de los aparatos e incluso las hojas con los términos y condiciones.





Cheers!

domingo, 14 de enero de 2018

¿Cómo es viajar en Ryanair? Mi experiencia, algunos datos y recomendaciones

Voy a confesarles que cuando vi que el trayecto que yo tenía que hacer sólo lo operaba Ryanair, un poco de "miedo" me dio. La empresa venía de tener algunos paros de pilotos y, recientemente, otra low cost de Reino Unido había quebrado, dejando varados a todos sus pasajeros. En los medios, no hacían más que hablar pestes de Ryanair, casi insinuando que era la próxima a quebrar.



Pero si hay algo que me enseñó la prensa de mi país es a no confiar en lo que ellos digan de la aviación comercial. Últimamente dicen cada disparate (que, si uno recurre a fuentes confiables llega a indignarse por las cosas que malintencionadamente publican), todo para asustar a quienes no están en el tema o están desinformados.
Mi "miedo" más que nada, pasaba por una cancelación del vuelo, lo cual podría haber hecho que las vacaciones se complicaran. Por suerte, eso no sucedió. No sólo que eso no sucedió, sino que el vuelo salió a horario, llegó a horario y todo fue sin el más absoluto inconveniente. La tripulación sumamente amable, mis valijas llegaron en tiempo y forma, todo bien.



¿Será esto la excepción o la regla? Yo me aventuro a decir que es la regla, pero por supuesto que nosotros, por naturaleza, nos gusta poner el énfasis en la excepción...
A continuación, les dejo algunos datos y recomendaciones a tener en cuenta a la hora de volar en Ryanair o, por caso, cualquier compañía de las denominadas "low cost":
  • Siempre, siempre y sin excepción, comprar el pasaje a través de la misma compañía y no a través de una agencia de viajes o intermediario. Esto hará más fáciles las cosas en el caso de que haya una cancelación (para pedir que te devuelvan el dinero, por ejemplo) o por si vos tenés que hacer algún cambio. Tratar con terceros es más difícil.
  • Si sabés que tenés que despachar valijas, comprá el boleto "premium" que además de la valija, seguramente te incluirá la elección del asiento. Es fundamental tener en cuenta el tema valijas porque si llegás al aeropuerto a despachar una valija que no estaba incluída en el ticket, te va a salir carísimo.
  • El check-in se hace online y debés llevar tu tarjeta de embarque impresa o descargada en tu teléfono. SIN EXCEPCIONES. Parte de la modalidad "low cost" es no tener mucho personal atendiendo a los pasajeros, por lo tanto uno (el pasajero) es el que hace todo.
  • Vas a tener que despachar tu propia valija. Sí, tenés que ir a unas maquinitas que, cuando escaneas tu tarjeta de embarque, te imprimen y te indican cómo poner la etiqueta en tu valija. Luego una persona corrobora que todo está bien y pone tu valija en la cinta. Esto no es procedimiento exclusivo de las low cost, lo he visto también en American, KLM y Alitalia.
  • Si sólo viajas con carry-on y tenés tu tarjeta de embarque ya impresa, directamente tenés que presentarte en el control de seguridad y de ahí a la puerta de embarque. Por lo tanto, los tiempos en el aeropuerto serán más cortos.
  • Quien ya haya viajado en Ryanair o similar sabrá que cada vuelo es "una reunión de tupper"... es decir, te quieren vender cuanto producto se te ocurra. Desde comida hasta loterías. Pero a vos nadie te va a molestar, si querés dormir durante el vuelo, podés hacerlo sin ningún problema. Digo, no es una cosa invasiva.
  • El espacio es chico, sí, pero bueno, son un par de horas de estar quietito, nada grave.
  • ¿Y la seguridad? No hay por qué pensar que un vuelo de una compañía low cost es más inseguro que cualquier otro. Las medidas de seguridad son las mismas. De hecho, "low cost" se refiere a un modelo de negocios que, justamente, está creciendo, ahora cada vez más con vuelos intercontinentales. Así y todo, en el año 2017 no hubo fatalidades en vuelos aerocomerciales. Es decir, cada vez hay más vuelos y menos accidentes... win win.






En conclusión, uno obtiene por lo que paga. Digo, si estás pagando 30 euros un pasaje en avión, no podés esperar el mismo servicio que si pagás 130... negocios son negocios.
ÚLTIMO MOMENTO:

Los clientes que no contraten el embarque prioritario solo podrán subir el bolso al avión pero ninguna maleta de mano

Cheers!

sábado, 11 de noviembre de 2017

A la búsqueda de pasajes baratos dentro de Argentina

Cuando empiezo a buscar pasajes de cabotaje para hacer alguna escapada de fin de semana (largo) y veo los estrepitosos precios que, incluso, hasta son superiores a los costos de pasajes a Chile o Brasil pienso ¿POR QUÉ, DIOS, POR QUÉ? Pero después retomo la compostura(?) y pienso: por un lado, contamos con poca oferta. Se supone que esto está en vías de expandirse: es decir, vamos a tener más opciones para viajar y, se supone también, esto va a ser que los precios mejoren. Pero mientras eso aún no sucede, ¿cómo podemos hacer para conseguir pasajes de cabotaje a buen precio?




Algunas cosas, por suerte, podemos hacer. Sólo requiere de un poco de tiempo y dedicación. A saber:
  • Estar atentos a las ofertas:Sí, tan simple como eso. Y más aún cuando no tenemos el destino muy decidido. Aerolíneas Argentinas saca todas las noches descuentos especiales llamados "banda negativa" o "precio soñado". Por lo tanto, en vez de sacar el pasaje en tu recreo de almuerzo al mediodía, hacelo entre las 20 y las 24hrs, en el día en el que salga la oferta de tu gusto. Siguiendo a Aerolíneas en redes sociales o suscribiéndote a sus mails, podés enterarte. Latam también lanza ofertas pero suelen ser mensuales o por temporadas.
  • Programas de pasajeros frecuentes: a veces no le damos mucha bola a esto pero les cuento que el esfuerzo vale la pena. Por darles un ejemplo, mi último viaje a NY me dió los puntos suficientes para sacar un pasaje en promoción a Mendoza ida y vuelta... y todavía me sobraron algunos puntos. Incluso, si tus puntos (kilómetros o millas o lo que sea dependiendo del programa de pasajero frecuente) no te alcanzan para el viaje que querés hacer, podés usarlos y pagar la diferencia (lo cual equivaldría a sacar un pasaje "con descuento"). Incluso, no es mala idea comprar kilométros o millas cuando éstas están de oferta. Es una forma de ahorro si tenemos planeado viajar y sabemos que es difícil poner toda la plata junta.

  • Elegir viajar sin equipaje: en el caso de la línea aérea ANDES ya implementan la modalidad "low cost" de no incluir equipaje despachado en sus tarifas. Esto, claro, hace que las tarifas sean más bajas. Si vas a hacer una escapada de fin de semana, por ejemplo, no es necesario llevar una valija de 15kg. O, por ejemplo, si viajan 2 personas pueden pagar por una sola valija. En fin, es cuestión de empezar a ser conscientes que más equipaje es más caro. Digo esto porque se sabe que las demás líneas aéreas tienen pensado ir disminuyendo sus franquicias de equipajes por lo que recomiendo estar muy atento a este tema.

  • Crear alertas: en este post les comenté sobre algunas herramientas para buscar pasajes. Google flightsKayak y Skyscanner son los metabuscadores que yo utilizo y les recomiendo usar para conseguir mejores precios. Podemos guardar búsquedas y recibir alertas por si cambian los precios. Y, lo que más les recomiendo, es utilizar el link que les tira esa herramienta ya que las búsquedas suelen ser mejores que las que te dan las agencias o aerolíneas. O sea, si te metés directamente a la página de la agencia o aerolínea que te recomienda, por ejemplo, Kayak, tal vez no encuentres el precio o la opción que te recomendó el metabuscador. 

  • Ser flexibles con las fechas y horarios: esto es lo primero que aprendés al comenzar a utilizar metabuscadores. Viajar de miércoles a miércoles te puede salir hasta un 50% menos que viajar de un viernes a un domingo. Esto también aplica para principio/fin de mes y cambio de quincena.Y en el caso de los destinos en los que hay varias frecuencias diarias, los horarios "pico" son más caros. En el caso de que no tengas flexibilidad de fechas entonces lo recomendable es la anticipación. Si tenés que vacacionar en enero, no esperes hasta noviembre o diciembre para sacar el pasaje porque las chances de conseguir un buen precio serán pocas.


BONUS TRACK: ¿Qué pasa cuando necesitamos sacar pasajes a último momento? 
Todo lo que escribí anteriormente es en el escenario ideal de poder sacar el pasaje con suficiente antelación (o por lo menos la suficiente como para hacer un poco de investigación y esperar un buen momento para emitir el pasaje). Ahora, ¿qué sucede cuando, por alguna circunstancia, debemos sacar un pasaje a las apuradas, de un día para el otro? A pesar de tener que resignarnos a pagar una tarifa bastante más elevada que la habitual, podemos tener en cuenta las siguientes variables:

  • Utilizar las app de las agencias de viajes ya que a veces en una primera compra hacen descuentos interesantes.
  • Considerar sacar los pasajes de ida y vuelta separados.  La regla de "ida y vuelta más barato" no necesariamente aplica para los pasajes sacados con poca anticipación.
  • Si necesitan sacar un pasaje para el mismo día, no pueden hacerlo por agencia online. En el caso de Latam sí pueden hacerlo desde su web (con cierta cantidad de horas de anticipación) y por Aerolíneas no, deberán comprarlo únicamente por teléfono.
Cheers!